Federación Colombiana de Vela

vela

Olga Jeanette Suárez Jiménez

Presidente Dirección: Diagonal 35 Bis No. 19-31 (Bogotá) Telefono: (571) 3203072 Correo Institucional: info@fedevelacolombia.org Página web: http://fedevelacolombia.org/ Página web internacional: http://www.sailing.org/

Vela2

La navegación en barcos es una práctica que surgió hace muchos siglos. Durante la Era de los Descubrimientos, entre los siglos XV y XVI, países europeos desarrollaron técnicas de navegación, llegaron a nuevos lugares y ayudaron en el desarrollo de la civilización. Al lado de Portugal y España,  otra de las potencias marítimas era Holanda – quien dio los primeros pasos para que la vela surgiera como deporte.

Con colonias en América y África, territorios muy distantes, los holandeses necesitaban una forma para llevar mercancías de forma rápida y segura. Así surgió el jaghtstchipt, una embarcación que, además de atender las demandas del país, también despertaba el interés de los marineros, que contaban con un mejor equipo para enfrentar el alto mar.

El rey Carlos II, de Inglaterra, durante su exilio en Holanda, se convirtió en aficionado del barco, simplemente llamadojaght (el origen de la palabra ‘yate’ en español), propuso mejorías al proyecto e incluso desarrolló otros barcos. A fines de 1660, promovió las primeras regatas de barcos a vela en territorio británico.

En 1720, surgió en Irlanda el Royal Cork Yacht Club, el club más antiguo de Vela del mundo. Solamente, en 1851 se realizó la primera competición internacional, entre Inglaterra y Estados Unidos, alrededor de la isla de Wight. La regata dio origen a la America’s Cup que se disputa hasta hoy. Desde entonces, la práctica se difundió en diversas partes del mundo.

Tal popularidad resultó en la presencia del deporte en el programa de los Juegos de 1896, los primeros de la Era Moderna. Pero el mal tiempo en Atenas obligó la Vela a estrenar cuatro años después, en París. Las mujeres empezaron a competir como parte de las tripulaciones en la edición de Londres, en 1908, y desde los Juegos de Seúl, en 1988, hay eventos femeninos.

Con excepción de 1904, la modalidad estuvo presente en el programa olímpico en diferentes clases – que evolucionan según la tecnología utilizada en los barcos. Para estandarizar las reglas de disputa, surgió en 1907 la International Yacht Racing Union, que cambió de nombre en 1996 para Federación Internacional de Vela (ISAF en inglés).

Hay barcos con un único tripulante, como el Laser, y otros con dos, como el 470. Se disputan las clases olímpicas en embarcaciones idénticas en las medidas de casco y otras particularidades de forma que el marinero desarrolle una velocidad más importante por su propia técnica. Características como el peso también influencian: marineros muy ligeros no tienen buen desempeño en clases como la Finn, que exige mucha fuerza.

Cada evento olímpico se divide en una serie de regatas, y se atribuyen puntos según la posición de llegada de las embarcaciones: el vencedor de cada regata gana un punto, el segundo lugar gana dos y así sucesivamente. Se suman esos puntos y los diez mejores van hacia la regata final (Medal Race). Al contrario de la mayoría de las competiciones, el campeón es el individuo o equipo con la puntuación total más pequeña.