ANÁLISIS. Gobernanza: un moderno modelo de gestión


Thursday, February 1, 2018, 10:15 am

Pág. 72 a 81, Curso de Administración, en Quibdó

El deporte se ha convertido en un fenómeno social, cuyo desbordado crecimiento lo ha puesto en la palestra mundial, no sólo por las gestas de miles de atletas íntegros, sino por los escándalos originados fuera del campo de competencia. La Gobernanza en el Deporte es un concepto cada vez más utilizado como instrumento para recuperar la confianza perdida en las organizaciones deportivas y sus dignatarios. En este sentido, el Comité Olímpico Colombiano avanza, gracias a su importante actividad de capacitación de la dirigencia deportiva.

Por Carlos Eduardo Villegas Estrada

Academia Olímpica Colombiana. Doctorando en Educación y Sociedad Universidad de La Salle. carlosevillegas@hotmail.com 

Gobernanza es un concepto aún en construcción, volátil y hasta confuso debido a su diversidad de significados y alcances. Parte de la dificultad se origina en la inexistencia de un criterio académico para traducir al castellano el término governace, originado en el francés antiguo gouvernance (Cerrillo i Martinez, 2005, pág. 10). Actualmente se traduce indistintamente como gobernanza, gobernabilidad, buen gobierno y hasta gobernancia, no todos los cuales tienen el mismo significado en castellano. De acuerdo con en el diccionario de la lengua española, “Gobernanza es el arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía” (Real Academia Española, 2015, pág. 1109).

Con la aparición de las teorías económicas de mercado y el tránsito hacía la era de la globalización, la credibilidad y legitimidad en los gobiernos se ve afectada, surgiendo la necesidad de desarrollar nuevas maneras de gobernar que reemplacen los modelos jerárquicos, obsoletos e incapaces de afrontar los nuevos retos sociales. Es en ese contexto en el que aparece la noción de Gobernanza, como un nuevo modelo de gestión, más horizontal y equilibrado, que supone una mayor participación de otros agentes y una gestión más consensual, redefiniendo así, la relación entre el Estado y la sociedad civil.

En el contexto deportivo, y para efectos del presente trabajo, la Gobernanza en el deporte se define como: “El conjunto de principios, herramientas y procesos colectivos, articulados y estandarizados que una organización deportiva adopta voluntariamente con el propósito de garantizar una relación óptima con todas las partes interesadas y realizar una gestión integral que pueda ser medida, evaluada y revisada periódicamente y de la cual se rindan cuentas públicamente”.

Pero más allá de la definición conceptual propuesta, una buena gobernanza implica mucho más que llenar una serie de requisitos o cumplir con unos indicadores; la buena gobernanza empieza por un profundo examen de conciencia, sigue con un cambio de paradigmas y termina con la modificación de conductas por parte de todos los actores que pretendan alinearse en el equipo de la “cultura de buena gobernanza en el deporte”

dv817007

Por cerca de dos décadas, académicos -mayoritariamente europeos y norteamericanos han definido la buena Gobernanza en el deporte. Unos de los primeros fueron Ian Henry & Ping Chao Lee en 2004, quienes presentan tres enfoques relacionados entre sí, para ayudar a entender la gobernanza deportiva: Gobernanza sistémica que tiene que ver con  la competencia, la cooperación y el ajuste mutuo entre organizaciones privadas y/o sistemas políticos; Gobernanza organizacional o “buena gobernanza”, que se ocupa de la normatividad y los estándares éticos de conducta de los directivos y Gobernanza política en la cual los órganos de administración del deporte solo “dirigen”, las organizaciones sin controlarlas directamente. (Henry & Lee, 2014, pág. 25).

En una de las más recientes definiciones de Gobernanza en el deporte, King examina la vasta literatura sobre el tema, concluyendo que Gobernanza puede ser definida en un sentido político, donde el foco está en cómo el poder es ejercido, quién tiene influencia, quién decide y quien se beneficia de las decisiones y las acciones. También puede ser definida en un sentido administrativo donde la gobernanza está fundamentalmente relacionada con: definir las reglas y procedimientos para la toma de decisiones organizacionales; facilitar una administración efectiva, emprendedora y prudente; determinar los medios para optimizar el desempeño; asegurar el cumplimiento estatutario y fiduciario; monitorear y evaluar el riesgo y cumplir estándares éticos, entre otros. (King, 2017)

El término “gobernanza” aplicado al deporte aparece por primera vez en 1998 (Chappelet, 2016, pág. 20) tras lo que se conoció como el escándalo del Comité Olímpico Internacional -COI- en Salt Lake City. El episodio golpeó tan fuerte la estructura del COI, que éste tuvo que implementar profundas reformas, como la creación del Comité de Ética que formuló un Código de Ética que contempla sanciones para infractores y limita los períodos de sus dignatarios a un máximo de 12 años, entre otras medidas.

Una de las primeras iniciativas para desarrollar la Gobernanza en el deporte data de febrero de 2001, cuando los 49 Comités Olímpicos de Europa reconocidos entonces por el COI, en alianza y con la Federación Internacional de Automovilismo, que proporcionó los recursos, realizaron en Bruselas la primera Conferencia Internacional sobre Gobernanza en el deporte, denominada: “Las reglas del juego. (Chappelet, 2016, pág. 22)

Importancia de la Gobernanza en el deporte:

El reconocido consultor internacional Michael Pedersen, fundador de M INC change de game y experto en temas de Gobernanza en el deporte, asegura que ésta es un prerrequisito para que el deporte se convierta en una poderosa herramienta de transformación social. Pedersen resume de la siguiente manera los beneficios de la buena Gobernanza en el deporte desde la óptica de diferentes partes interesadas o stakeholders. (Michael Pedersen, nacido en Dinamarca, pasó seis meses de su vida, entre 2011 y 2012, trabajando como voluntario en proyectos sociales auspiciados por la fundación británica Globalteer en la ciudad de Medellín).

“Desde las Organizaciones Deportivas, la buena Gobernanza en el deporte construye: 1) Confianza, al permitir relaciones fuertes con los principales actores del deporte; 2) Crecimiento, facilitando una mayor participación y mayores ingresos; 3) Desempeño, atrayendo y reteniendo a personas aptas, motivadas y apoyadas para desarrollar su capacidad plena. Desde los gobiernos: garantiza que los fondos públicos asignados al deporte se gasten efectiva y eficientemente en apoyo de objetivos de políticas públicas, como la educación de los jóvenes, la reducción de la violencia, la igualdad de género y la mejora de la salud. Desde las Empresas Privadas, apoya a los niños y jóvenes -futuros empresarios- en la adquisición de habilidades vitales como la comunicación, las relaciones interpersonales, la toma de decisiones, el pensamiento crítico, así como habilidades administrativas y de autogestión. Desde la Sociedad Civil, apoya la creación de un grupo de personas de todas las realidades sociales, capaces y dispuestas a ofrecerse como voluntarios para el apoyo de causas sociales positivas”. (M INC, change the game, 2013)

Gobernanza en la Carta Olímpica:

La Gobernanza aparece tímidamente por primera vez en la Carta Olímpica que entró en vigencia el 1o. de septiembre de 2004, en el artículo 19, como una de las responsabilidades del Comité Ejecutivo del COI: “19.3.2. Aprueba todas las regulaciones internas sobre gobernanza relacionadas con la organización” (IOC, 2004, pág. 45). En la Carta Olímpica vigente desde el 8 de julio de 2011 fue incorporada como uno de los Principios Fundamentales del Olimpismo, además de aparecer en el Artículo 2o. como la primera función del COI: “1. Fomentar y soportar la promoción de la ética y la buena gobernanza en el deporte” (IOC, 2011, pág. 10 & 14)

En la Carta Olímpica vigente desde agosto 2 de 2016, la Buena Gobernanza constituye el quinto Principio Fundamental del Olimpismo: “Reconociendo que el deporte se desarrolla en el marco de la sociedad, las organizaciones deportivas del Movimiento Olímpico tendrán los derechos y obligaciones de autonomía, que incluyen establecer y controlar libremente las reglas del deporte, determinar la estructura y la gobernanza de sus organizaciones, gozando del derecho a elecciones libres de toda influencia externa y la responsabilidad de garantizar la aplicación de los principios de buena gobernanza”. (IOC, 2016, pág. 11)

Pág. 72 a 81, httpwww.galileo.edu

Los Principios Básicos Universales de Buena Gobernanza del Movimiento Olímpico -PBUBG-:

En febrero del 2008, en Lausana, Suiza, en el marco del Seminario sobre Autonomía del Movimiento Olímpico y Deportivo se adoptaron los siete Principios Básicos Universales de Buena Gobernanza, recogidos posteriormente por el XIII Congreso Olímpico en 2009, y consignados en su recomendación # 41, así: “La legitimidad y la autonomía del Movimiento Olímpico depende de la defensa de los más altos estándares de comportamiento ético y buen gobierno. Todos los miembros del Movimiento Olímpico deben adoptar, como modelo mínimo, los Principios Universales básicos de Buen Gobierno del Movimiento Olímpico, propuesto por el COI. Todos los miembros del Movimiento Olímpico deben demostrar siempre integridad, responsabilidad y transparencia, así como el más alto nivel de habilidades gerenciales; y deben velar por que en todo momento su situación jurídica sea plenamente consistente con sus actividades y responsabilidades, y totalmente compatible con las leyes aplicables vigentes”. (Villegas Estrada, 2010, pág. 28).

Los siguientes son los PBUBG vigentes del Movimiento Olímpico. El COI propone 34 criterios o indicadores, agrupados en los siguientes siete temas principales: (IOC, 2017): 1) Visión, misión y estrategia, 2) Estructuras, regulaciones y procesos democráticos, 3) El más alto nivel de competencia, integridad y estándares éticos, 4) Responsabilidad, transparencia y control, 5) Solidaridad y desarrollo, 6) Participación y cuidado de los atletas y 7) Relaciones armoniosas con los gobiernos, preservando la autonomía.

Gobernanza en la Agenda Olímpica 2020 y FIFA 2.0:

En un mundo actual, cuya única constante es el cambio y en una era donde la información y las comunicaciones son inmediatas, las dos Organizaciones deportivas más reconocidas, el Comité Olímpico Internacional -COI- y en la Federación Internacional de Fútbol -FIFA-, bajo el liderazgo de sus presidentes Thomas Bach y Gianni Infantino, han lanzado sendos planes de gobierno: la Agenda Olímpica 2020, la hoja de ruta del Movimiento Olímpico y FIFA 2.0., la visión para el futuro, los cuales parten de similares premisas: “Si no promovemos estos cambios nosotros mismos, otros nos conducirán a ellos” (Agenda 2020) y “Liderar y generar cambio o dejarse llevar y ser cambiado” (FIFA 2.0.)

Tanto la Agenda Olímpica 2020 como FIFA 2.0 incluyen Principios de Buena Gobernanza -PBG- para ser aplicados a sus organizaciones miembros y coinciden en la aplicación de principios universales, como transparencia, integridad, responsabilidad, diversidad y rendición de cuentas como ejes fundamentales. Hay una tendencia a aumentar la independencia de algunos órganos como las comisiones de ética del COI, y a la creación de nuevos e independientes órganos como un cuerpo judicial de la FIFA.

De las 40 recomendaciones de la Agenda 2020, seis se ocupan de aspectos relacionados con la buena gobernanza, la autonomía, la transparencia y la ética: R.# 27: “Cumplir con Principios Básicos de Buena Gobernanza”; R.# 28. Respaldar la autonomía (del Movimiento Olímpico frente a autoridades nacionales); R.# 29. Aumentar la transparencia; R.# 30. Fortalecer la independencia de la Comisión de Ética del COI; R.# 31. Garantizar el cumplimiento (de todas las partes interesadas frente al COI; R.# 32. Fortalecer la ética.

De acuerdo con lo expresado por el presidente del COI, Thomas Bach, en su discurso de apertura del II Foro Internacional por la Integridad del Deporte (International Forum for Sports Integrity -IFSI- realizado en Lausana el 15 de febrero de 2015, el COI ya ha implementado todas las medidas de buen gobierno requeridas en la Agenda Olímpica 2020. Bach destacó las siguientes acciones concretas adelantadas: a) Las cuentas son auditadas de acuerdo con la Norma Internacional de Información Financiera (NIIF), que es un estándar mucho más alto de lo que se requiere tener legalmente; b) Separó el Comité de Auditoría de la Comisión de Finanzas; c) Nombró un Director de Ética y Cumplimiento; d) Cuenta con un auditor interno independiente; e) Adoptó el modelo de “Tres Líneas de Defensa” internacionalmente reconocido para los sistemas de gestión y aseguramiento de riesgos; f) Publica en su informe anual, todos los estados financieros, así como su política de compensación para el presidente y los miembros COI; g) Dispuso dos fondos especiales de 10 millones de dólares cada uno para luchar contra la manipulación de resultados y para apoyar la investigación en la lucha contra el dopaje; h) Lanzó una “Línea directa de Integridad y Denuncias” (Integrity and Compliance Hotline), donde cualquier persona pueden llamar para formular una denuncia; i) Cambió el sistema de elección de los miembros de la Comisión de Ética, que ahora son elegidos por la Sesión del COI y no por el Comité Ejecutivo. (IOC, 2017)

Gobernanza en el deporte, un mandato internacional:

El concepto de Gobernanza en el deporte aparece en otros ámbitos internacionales como el de la Organización de las Naciones Unidas, a través de su organismo especializado para la Educación, la Ciencia y la Cultura -UNESCO-. En la denominada Declaración de Berlín, adoptada, el 30 de mayo de 2013, por 121 estados Miembros de la UNESCO durante la 5a. Conferencia Internacional de Ministros y Altos Funcionarios de la Educación Física y el Deporte (MINEPS V), evento presidido por Colombia, se hacen seis llamamientos para la adopción de programas de Gobernanza en el deporte, dos de ellos son:

1.20 Revisen la gobernanza del deporte de modo que abarque criterios de inclusión y asegure iguales oportunidades de participar en y por medio del deporte a todos los niveles; 3.42 Establezca normas de buena gobernanza vinculantes, que incluyan: a) medidas de fortalecimiento de las estructuras democráticas y la transparencia a nivel de las federaciones y de las asociaciones o clubes; los agentes individuales, incluidos los patrocinadores e inversores, no deberán utilizar su influencia para socavar la integridad del deporte; b) una gestión fiable y saneada de los asuntos financieros (incluido el pago de salarios conforme a lo estipulado en contratos laborales). (Coldeportes, 2014)

De otro lado, en la Carta Internacional de la Educación Física, la Actividad Física y el Deporte revisada en abril de 2015 en Medellín y adoptada por Conferencia general de la UNESCO en su sesión 38 el 17 de noviembre de 2015 se invita a todas las organizaciones del deporte a “aplicar los principios de buen gobierno”: 10.4 Todas las organizaciones y entidades encargadas de la educación física, la actividad física y el deporte deberán aplicar los principios del buen gobierno, a saber, procedimientos democráticos y transparentes para las elecciones y la adopción de decisiones, consultas periódicas con los grupos de interesados, así como reglas claras para la redistribución de fondos y la aplicación rigurosa de los principios de rendición de cuentas y transparencia. (UNESCO, 2015)

Prueba adicional de la relevancia de la de la adopción de sistemas de Gobernanza en el deporte, es el hecho de que el tema principal de todas las sesiones de la Academia Olímpica Internacional -AOI- que se celebraran durante el año 2017 en Olimpia es “La Gobernanza en el deporte y el Movimiento Olímpico.

Pág. 72 a 81, httpgrupogerenciadeportiva.blogspot.com.co

Casos de éxito sobre Gobernanza en el deporte:

Son múltiples los programas y proyectos de Gobernanza en el deporte, diseñados por iniciativa de diversas organizaciones asociadas al deporte:

La Unión Europea -UE- y el Consejo de Europa también se han preocupado por apoyar el desarrollo de la Gobernanza en el deporte. La UE tiene una oficina de representación del COI y sus respectivos Comités Olímpicos de Europa ante las Instituciones Europeas, denominada, -EOC EU-. Entre sus áreas de cobertura está la promoción de la buena Gobernanza en el deporte. Existe en Europa, desde 2015, una organización de Apoyo a la Implementación de la Buena Gobernanza en el Deporte llamada Support the Implementation of Good Governance in Sport -SIGGS-; como parte del programa Erasmus+ de la UE.(SIGGS, 2015).

El Gobierno de Canadá, a través de Sports Canada, su Ministerio del Deporte, ha definido cinco principios de buena gobernanza que deben ser acogidos por todas las organizaciones deportivas a lo ancho de todas sus provincias: 1) Compromiso con la Visión, Misión, Valores y guiado por un Plan Estratégico, 2) Claridad de funciones y responsabilidades, 3) Control Financiero Efectivo, 4) Enfocado en Recursos Humanos, 5) Transparente y responsable de resultados y rendición de cuentas.

Gran Bretaña, después de convertirse en el primer país que gana más medallas en los Juegos inmediatamente siguientes a los organizados por ellos, y considerando que la industria del deporte está cambiando tan rápidamente y que las amenazas están creciendo, decidió, inmediatamente después de los Juegos de Rio, lanzar el “Código de Buena Gobernanza” el cual es obligatorio para aquellas organizaciones deportivas que pretendan acceder a dineros públicos.(UK Sport, 2016, pág. 6)

El Gobierno de Australia, a través de la Comisión Australiana de Deporte, definió 3 principios obligatorios y “no negociables” de gobernanza en el deporte, los cuales están integrados al Plan Estratégico denominado Australian´s Winning Edge 2012-2022 el cual destaca el vínculo crítico entre la Gobernanza en el deporte, la capacidad empresarial y el logro del éxito en el alto rendimiento. Dichos principios son: 1) Estructura del deporte, 2) Composición de la Junta directiva y operación de la organización, 3) Transparencia, rendición de cuentas e integridad. (ASC, 2015)

El Comité Olímpico de Estados Unidos -USOC- en su página web tiene una sección denominada Governance Documents donde aparecen el Código de Conducta, la política sobre Conflictos de Interés; además de informes de gestión, diversas normas, la política antidopaje, políticas de seguridad, entre otros. El código de conducta, efectivo a partir de septiembre de 2016, fue adoptado con la expectativa de que todos quienes trabajan con y en representación del USOC cumplan la Misión a través de los siguientes valores: Honestidad, integridad, confianza, respeto por los derechos, las diferencias y la dignidad de los otros, rendición de cuantas y trasparencia y cuidado del Movimiento Olímpico. (USOC, 2017)

Herramientas para evaluar la Gobernanza en el deporte:

Son también múltiples las herramientas de autoevaluación con el propósito de identificar sus fortalezas y debilidades, pero sobre todo sus amenazas y oportunidades que provienen de distintos ámbitos como:

El proyecto BIBGIS de Indicadores Básicos para una mejor Gobernanza en el Deporte Internacional (Basic Indicators for Better Governance in International Sport). fue una iniciativa de la Escuela de Administración Pública de la Universidad de Lausana, fue liderada por los profesores Juan-Loup Chappelet y Michaël Mrkonjic. El propósito de este documento de trabajo fue ” diseñar una herramienta pragmática para evaluar el estado de la gobernanza en organizaciones deportivas internacionales”.(Chappelet & Mrkonjic, 2013)

BIBGIS propone 63 indicadores divididos, en las siguientes 7 dimensiones de gobernanza a las cuales se les atribuye la misma importancia: 1) Transparencia organizacional; 2) Transparencia en los reportes; 3) Representación de los Stakeholders; 4) Procesos Democráticos; 5) Mecanismos de control; 6) Integridad en el deporte; 7) Solidaridad.

En un ejercicio que resultó muy interesante, la herramienta se la aplicó al COI en dos momentos importantes de su historia, antes y después de su profunda reforma de 1999 originada por el escándalo de corrupción. Se realizó, entonces una evaluación con corte a 1998 y otra a 2012 con los siguientes resultados: Para 1998 una calificación de 69 puntos (12+11+8+15+6+3+14) de un máximo posible de 252, es decir un 39.7% y para 2012 de: 177 puntos (25+26+16+30+25+29+26), es decir un 70.2%. Se concluye de lo anterior que el COI, a través la profunda reforma a la Carta Olímpica mejoró significativamente su Gobernanza en cada una de las 7 dimensiones.

Otra evaluación fue aplicada para comparar a la FIFA con el COI en 2012. A pesar de algunas limitaciones en el estudio, el resultado reveló que el COI obtuvo mejores resultados en todas las dimensiones menos la de transparencia; obteniendo una puntuación total de 177 puntos (25+26+16+30+25+29+26), equivalente al 70.2% contra 146 puntos (29+19+9+15+23+30+21) de la FIFA o 57.9%.

Adicionalmente se evaluaron la Unión Europea de Futbol -UEFA-, la Federación Ecuestre Internacional -FEI- y la Asociación Europea de Atletismo -EAA-.

Otra gran contribución a la Gobernanza en el Deporte es el reporte titulado El “Observador de Gobernanza Deportiva 2015. La crisis de legitimidad en la gobernanza del deporte internacional. (Sport Governance Observer 2015. The legitimacy crisis in international sports governance)”; una herramienta desarrollada por la ONG danesa Play the Game liderada por el profesor Arnout Geeraert del Instituto Danés de Estudios del Deporte, en cooperación con la Universidad de Lovaina en Bélgica. El objetivo del estudio era evaluar a las 35 Federaciones Deportivas Internacionales -FDIs- 28 del programa Juegos Olímpicos de verano y 7 de los de invierno.

El estudio desarrolla 36 indicadores de buena Gobernanza que están agrupados en 4 dimensiones: 1) Transparencia y comunicación pública, 2) Procesos democráticos, 3) Estados Financieros y 4) Solidaridad. La herramienta crea un índice del observador de gobernanza deportiva (Sport Governance Observer -SGO Index), el cual para las 35 federaciones arrojó un resultado de 45.4% con 26 federaciones, es decir 74%, con desempeños por debajo del 50%. (Geeraert, 2015)

La Asociación de las Federaciones Internacionales de Deportes de Verano -ASOIF- conformó, por mandato de su Consejo en 2015, un grupo de trabajo denominado ASOIF Governance Taskforce, con el propósito de apoyar la intención de sus 28 Federaciones Internacionales de promover y asegurar una “cultura de buena gobernanza” dentro de sus propias estructuras conforme a un compromiso suscrito por todas las FIs, de tal manera que como lo dijera su presidente Francesco Ricci Bitti, “las palabras puedan ser seguidas por acciones concretas, transparentes y medibles”(ASOIF Governance Taskforce GTF, 2017).

Los primeros hallazgos arrojan una variación considerable entre las 28 Federaciones con puntajes entre 65 y 170 de un máximo posible de 200; con 3 federaciones por encima de 150, 14 Federaciones por debajo de 100 y una media de 104. Dentro de los próximos pasos se destacan la compilación de ejemplos de buenas prácticas, y explorar la posibilidad de crear un “Sistema de Certificado de Cumplimiento”

Pág. 72 a 81, Curso GOLD (2)

Gobernanza en el deporte en Iberoamérica:

Después de examinar rigurosamente la literatura y de consultar a varios actores de la región, se hace evidente que la gobernanza no es parte importante en la agenda de las organizaciones deportivas en Iberoamérica. Los siguientes son algunos de los hallazgos:

El Instituto Peruano de Deportes -IDP-inició en 2013, con el apoyo del consultor danés Michael Pedersen, un proceso de cambio, diseñado para elevar los estándares de gobernanza del deporte peruano, en cuatro fases: 1) Desarrollar unos principios nacionales comunes de buena gobernanza, clasificando a las organizaciones en tres categorías , oro, plata y bronce; 2) Desarrollar e implementar herramientas de apoyo muy prácticas; 3) Ofrecer soporte individualizado en la implementación de las herramientas y 4) Desarrollar incentivos inteligentes a través de políticas públicas, como un mecanismo para acceder a dineros públicos.(M INC, change the game, 2013)

Un buen ejemplo de liderazgo regional fue la realización del Foro Regional sobre Buena Gobernanza efectuado en octubre de 2014, en el Hotel Capital, por el Comité Olímpico Colombiano con el patrocinio de Solidaridad Olímpica, cuyo expositor principal fue el académico español Andreu Camps. El evento contó con una gran participación de los Comités Olímpicos de habla hispana, algunos delegados del COI y varios presidentes de Federaciones Deportivas Nacionales. Sin duda, un evento muy importante pero que aparentemente no trascendió, probablemente porque no se aprovechó para diseñar una agenda de trabajo de largo plazo en torno a la buena gobernanza en el deporte.

Mejores Prácticas de Gobernanza: Una propuesta para el contexto Iberoamericano:

Tratar de fijar principios básicos universales en cualquier ámbito, no es tarea fácil. Hacemos parte de una aldea global compuesta por centenares de países y territorios, cada uno con una cultura propia y única, unas costumbres arraigadas, unas creencias particulares y unas prácticas establecidas, lo cual dificulta enormemente la posibilidad de unificar criterios alrededor de un conjunto de principios fundamentales universales. Lo que para una cultura es aceptable, puede no serlo para otra; por ejemplo, sorber la sopa es señal de buen gusto en la cultura oriental, mientras que en la occidental lo es de mala educación.

Con el propósito de contribuir a que la Gobernanza en el deporte empiece a hacer parte importante en la agenda deportiva iberoamericana, se presenta una propuesta para el desarrollo de un sistema de Gobernanza, a partir de cinco ejes fundamentales. Se propone que más allá de buena Gobernanza, se hable de mejor Gobernanza. De igual manera, se propone que el modelo se enfoque en las prácticas más que en los principios, lo cual facilita la comprensión y evita el debate sobre los principios. Las siguientes son las prácticas propuestas:

  1. Integridad personal,

La palabra integridad incluye todas las características que una persona debe poseer para ser digno de toda la confianza. “No se puede ser honrado a medias, o se es o no se es; nadie es más o menos honorable” (Casas Morales, 1988, pág. 53); de igual manera se es o no se es íntegro. La integridad contiene otros principios como el de la trasparencia; si se es íntegro se es transparente mas no necesariamente todo transparente es integro.

Los códigos de ética son instrumentos diseñados para recoger y diseminar la cultura de la ética y la integridad como un modelo a seguir. El Código de Ética del COI dedica 4 de sus 20 artículos a la “Buena Gobernanza y Recursos”. Otro instrumento fundamental es la declaración de Conflictos de intereses que se suscribe cuando una decisión u opinión puede ser considerada como susceptible de ser influida por las relaciones que la persona tiene, ha tenido o está a punto de tener, con un tercero. El COI ha reglamentado los conflictos de interés que afectan el comportamiento de las partes constitutivas de la familia Olímpica, distinguiendo entre un “posible conflicto de intereses”, que se puede presentar, y un evidente conflicto de intereses el cual es prohibido. Es responsabilidad de cada individuo no incurrir en un conflicto de intereses.

  1. Participación democrática

La participación es uno de los principios fundamentales de la democracia que tiene que ver con igualdad de oportunidades para todas las personas. La construcción de un sistema de Gobernanza en el deporte, debe ser un proceso participativo, donde tolas las partes interesadas puedan realizar sus aportes.

Asociada a la participación está la Equidad que no debe ser entendida como un asunto de representación o cuotas donde se le asigne a cada género un 50%; sino tiene que ser un tema de igualdad de oportunidades. Lo que se debe buscar con la equidad es procurar que un número cada vez mayor de mujeres deseen involucrarse en el deporte, en todos sus niveles, desde la competencia hasta los cargos de alta dirección. La promoción de las mujeres en cargos de dirección en el deporte tiene que ser un tema de competencias laborales más que de género.

El límite de términos de los dirigentes deportivos es fundamental para para garantizarles oportunidades a un mayor número de personas. El COI, a partir de sus reformas de 1998 limitó a un máximo de 12 años el término de su presidente y fijó, igualmente en 70 años la edad límite para ejercer como miembro COI activo.

  1. Gestión eficiente,

Uno de los mayores legados de Juan Antonio Sammaranch, fue el tránsito del amateurismo al profesionalismo de los atletas que participan en los Juegos Olímpicos. Pues bien, la actual crisis de credibilidad del deporte en el mundo, originada en los recientes escándalos de corrupción tiene mucho que ver con el “amateurismo” de las personas que tienen a su cargo la administración de las organizaciones deportivas; problemática que está directamente asociada con el carácter de voluntarios de los dirigentes deportivos. ¡Con el fin del amateurismo deportivo, ha debido terminar también el voluntariado dirigencial!

Como resultado de las medidas adoptadas por varias organizaciones en respuesta a los escándalos de corrupción, se han hecho públicas las compensaciones que reciben algunas autoridades del deporte. Poe ejemplo, el COI ha revelado en su informe anual de gestión que empezó a hacer público a partir de la aprobación dela Agenda 2020 que su presidente recibe €250.000 al año. Por su parte, la FIFA reveló que su presidente recibe €1.200.000 al año para sus “gastos de representación”. También se hicieron públicos las compensaciones de los miembros del COI, con lo cual se confirma que el voluntariado de los administradores deportivos es asunto del pasado.

  1. Rendición de cuentas:

No obstante, el principio de autonomía de las Organizaciones deportivas, es muy común que estén financiadas con recurso públicos a pesar de su naturaleza privada; escapando, en muchas ocasiones, a la fiscalización ejercida por los entes de control oficiales o del Estado. Lo anterior constituye un vacío en la legislación de muchos países generando divergencias entre el Estado y las organizaciones deportivas de carácter privado. A pesar de este vacío en la legislación vigente, las Organizaciones deportivas tienen la obligación moral de rendir rigurosas cuentas públicas de la utilización de los recursos y de su actuar.

Gracias al avance de la tecnología informática, cada vez existen más controles y mecanismos de seguimiento a la correcta inversión de los recursos públicos; de igual manera, cada vez más el ciudadano tiene acceso a la información, y por lo tanto el poder de fiscalizar las actuaciones de los administradores y el destino de los recursos. Hoy en día existen varios mecanismos para hacer pública la información, siendo el más apropiado la publicación oportuna y verás, en la página web de la organización, de los planes de acción, los presupuestos, los informes de gestión y los estados de cuentas y los informes de auditoría independientes. El COI desde la adopción de la Agenda 2020, publica en su portal de internet un completo informe de gestión que contiene sus estados financieros.

  1. Responsabilidad social

El deporte es un mediador en procesos de transformación social, capaz de reunir a muchas personas en torno suyo. Como bien lo dijera el gran líder sudafricano Nelson Mandela “El deporte tiene el poder de cambiar el mundo. Tiene el poder de inspirar, de unir a la gente como pocas otras cosas […] Tiene más capacidad que los gobiernos para derribar las barreras sociales”.

A nivel mundial, el Programa de Educación Olímpica en Valores, OVEP ha sido implementado de diferentes formas en distintos países del mundo, especialmente en algunos con bajos niveles de desarrollo. El Olimpismo moderno, concebido por el educador francés Pierre de Coubertin, es una filosofía de vida tiene como objetivo “poner el deporte al servicio del desarrollo armónico del ser humano, con el fin de favorecer el establecimiento de una sociedad pacífica y comprometida con el mantenimiento de la dignidad humana”.

Otro aspecto muy importante para reflejar la responsabilidad social de las organizaciones es la sostenibilidad entendida en dos sentidos: La sostenibilidad en todas las actividades diaria de las organizaciones deportivas y el compromiso con la sostenibilidad ambiental, especialmente en la realización de eventos deportivos.

Pág. 72 a 81, httpwww.utel.edu.mx

Conclusiones: de la retórica a la práctica:

Tal y como está sucediendo con la Agenda Olímpica 2020, el concepto de Gobernanza en el deporte no ha permeado las organizaciones deportivas de los países Iberoamericanos; mientras que en los países más adelantados es una realidad que ha pasado a ocupar un lugar sobresaliente en sus agendas de trabajo. Irremediablemente tenemos que familiarizarnos con estos nuevos conceptos; pues, apelando a la jerga de la revolución informática, La Agenda Olímpica 2020 y la Gobernanza en el Deporte se convirtieron en “tendencia” mundial. Algunas conclusiones y recomendaciones puntuales con base en los casos de éxito examinados son:

Principios básicos de buena Gobernanza en el deporte deben ser incluido, como parte del nuevo proyecto de Ley sobre el deporte que será radicado próximamente en el Congreso de la República, y acogiendo así las recomendaciones del Comité Olímpico Internacional y de la UNESCO a través de la declaración de Berlín de los Ministros y Altos Funcionarios de la Educación Física y el Deporte (MINEPS V) y de la Carta Internacional de la Educación Física, la Actividad Física y el Deporte;

El COI a través de 6 de las recomendaciones de la Agenda Olímpica 2020, insta a los 207 países miembros a adoptar Principios de Buena Gobernanza en el Deporte.

Así como la Asociación de Comités Olímpicos de Europa ha liderado, conjuntamente con la Unión Europea, la promoción de la buena gobernanza en el deporte, la Organización Deportiva Panamericana -ODEPA- y otras organizaciones regionales (Odecabe, Odesur y Odebo) deberían liderar procesos similares.

Estándares o Practicas de Mejor Gobernanza son una garantía para atraer socios estratégicos a las organizaciones deportivas, especialmente patrocinadores oficiales y privados; pero lo más importante, recursos económicos;

Colombia, gracias a sus recientes éxitos deportivos y al liderazgo que ha venido ejerciendo en distintos frentes, está llamada a promover acciones concretas, tendientes a la adopción de principios y prácticas de buena Gobernanza en la región.

Referencias

ASC. (2015). Australian Sports Commission. Retrieved april 2017, from Mandatory Sport Governance Principles.

ASOIF Governance Taskforce GTF. (2017). First Review of IF Governance. Association of Summer Olympic International Federations -ASOIF-. Laussane: ASOIF.

Casas Morales, A. (1988). El pensamiento de Alfonso Casas Morales. El Gimnasio Campestre, la realización de un ideal. (C. Casas Herrera, Ed.) Fundación Gimnasio Campestre.

Cerrillo i Martinez, A. (2005). La Gobernanza hoy: 10 textos de referencia (1a. Edición ed.). (I. N. Pública, Ed.) Madrid, España: Centro de publicaciones del INAP.

Chappelet, J.-L., & Mrkonjic, M. (2013). Basic Indicators for Better Governance in International Sport (BIBGIS): An assessment tool for international sport governing bodies. Lausanne: Swiss Graduate School of Public Administration at the University of Laussane.

Chappelet, J.-L. (2016). Autonomy and governance. Necessary bedfellows in the fight against corruption in sport. In T. International, & G. Sweeney (Ed.), Global Corruption Report: Sport (1st edition ed., p. 372). New York, New York, USA: Routledge.

Coldeportes. (2014). Declaración de Berlín 2013. UNESCO, 5a. Conferencia Internacional de Ministros y Altos Funcionarios responsables de la Educación Física y el Deporte – MINEPS V-. Bogotá: Coldeportes.

FIFA. (2017). Fédération Internationale de Football Association. Retrieved april 2017, from About FIFA.

Geeraert, A. (2015). Sports Governance Observer 2015. The legitimacy crisis in international sport s governance. Play the Game. Kanonbadsvej: Play the Game c/o Danish Institute for Sports Studies.

Henry, I., & Lee, P. (2014). Governance and Ethics in Sport. In S. Chadwick, & J. Beech, The Business of Sport Management (pp. 25-42). Loughborough, United Kingdon: Pearson.

IOC. (2017). International Olympic Committee. Retrieved april 2017, from Good Governance: https://www.olympic.org/good-governance

IOC. (2016, august 2). International Olympic Committee. Retrieved april 2017, from Olympic Charter.

IOC. (2015, june 8). International Olympic Committee. Retrieved april 2017, from IOC Code of Ethics and other texts: https://www.olympic.org/code-of-ethics

King, N. (2017). Sport Governance. An Introduction. New York, New York, USA: Routledge. Taylor & Francis Group.

M INC, change the game. (2013). M INC, change the game. Retrieved 2017, from http://minc.ch/sport.html

Play the Game. (2011, January 1). About Play the Game. (J. S. Andersen, Producer, & The Danish Institute for Sports Studies) Retrieved Octubre 28, 2016, from Play the Game Web site: http://www.playthegame.org/about/

UK Sport. (2016). A Code for Sports Governance. Sport England and UK Sport. London: Sport England and UK Sport.

USOC. (2017). Team USA. (U. S. Committee, Producer) Retrieved april 18, 2017, from Governance Documents: http://www.teamusa.org/Footer/Legal/Governance-Documents.aspx

Villegas Estrada, C. E. (2010). Recomendaciones del XIII Congreso Olímpico. Fundación Ayuda al Deporte. Bogotá: Fundación Ayuda al Deporte.

 

  • http://www.hernandezmauricio.com Mauricio Hernandez

    Carlos gracias por este documento tan completo sobre el tema en español, yo estoy escribiendo mi tesis en Seúl sobre
    Gobernanza en el deporte de Élite en Colombia y este es mi comentario sobre el tema:

    El mensaje que dan las organizaciones deportivas como el COI y las Federaciones con mayor poder económico y comercial es que se adopta la gobernanza para dejar claro que ellos pueden pueden manejar solos los problemas de corrupción en el deporte. Históricamente han invocado autonomía en el deporte, y han afirmado en numerosas
    ocasiones que autonomía y buen gobierno son caras de una misma moneda; principios sacados de la narrativa
    político-idealista del mundo de Coubertin.

    La gobernanza aparece a mi modo de ver, como una respuesta necesaria para mantener lejos el control externo y evitar el debate público. El mensaje detrás de la autonomía y la gobernanza queda claro con la famosa Agenda 2020 “Si no promovemos estos cambios nosotros mismos, otros nos conducirán a ellos” y lo mismo hace la FIFA “Liderar y generar cambio o dejarse llevar y ser cambiado”.

    Los principios de buen gobierno han sido establecidos por ellos mismos para mantener lejos dos amenazas latentes: La primera, la regulación del estado; y la segunda, la participación de nuevos actores. Y digo nuevos porque han sido pasivos (o cómplices) con los problemas de corrupción en el deporte, y ahora están reclamando su lugar en la gobernanza de la organización deportiva. (atletas, mujeres, patrocinadores, entrenadores, nuevos profesionales)

    Pensar y definir la gobernanza como parte de iniciativas voluntarias en el deporte es un punto de partida repito, idealista.
    Las organizaciones deportivas se adaptan si o si a las exigencias de su mayor y más grande socio: El Estado.

    La gobernanza es costosa, le decía Chapelett a un amigo mío. Y tiene razón; cumplir altos estándares de gestión pública y privada es costoso y demorado, demanda profesionales que nunca trabajarían como voluntarios. Y los dirigentes voluntarios? ellos son tema de otra reflexión.

    El debate nacional es un buen punto de partida. Los académicos pasamos mucho tiempo discutiendo estos asuntos y cada vez estamos más lejos de la realidad.
    Ser eficiente, transparente, democrático y solidario, no recibir sobornos y mantenerse íntegro parece una utopía en el país donde la corrupción es sistemática.

    Un buen punto de partida es el debate del amateurismo en la dirigencia. Allí hay un modelo de gestión arraigado en la cultura y en la legislación deportiva vigente. El COC como líder del deporte asociado en el país debería empezar por ejercer la buena o mejor gobernanza con el ejemplo, asi de sencillo. Un saludo desde Seúl,

    Mauricio H. https://goo.gl/tt8qED

    • Carlos Villegas

      Mauro, considero que el modelo necesita más difusión en el mundo del deporte, para mí causó extrañeza el término Gobernanza, al leerlo comprendí el tecnicismo, que es un Deber ser del mundo del deporte, pero creo que hacerlo realidad o por lo menos comenzar a sentir él Sistema vivo y puro de Gobernanza requiere de una capacitación más grande por parte del COC, primero demostrando el modelo en su raíz, el mismísimo COI y otros Comités Mundiales, para bajar el discurso a las células deportivas, ligas, clubes y deportistas, todo un proceso de formación, Capacitación para la acción. Un abrazo hermano.

      • http://www.hernandezmauricio.com Mauricio Hernandez

        Asi es. De acuerdo. El tema empieza por la formación. En gobernanza son más importantes las prácticas que los documentos como citas en el documento. También pienso que el enfoque debe ser “suave”. No tendría sentido exigir una cantidad de evidencias sin un un proceso cultural de fondo.
        Espero poder aportar en el proceso en el futuro, Saludos!
        Mauro H.